¿La cuarentena por el coronavirus afecta tu negocio? ¿Estás dejando de tener clientes? ¿Te ves en la necesidad de cerrar las puertas de tu local? ¿Qué harías si te dijéramos que tener presencia en Internet podría ayudarte a sobrellevar estas semanas de encierro? Déjanos contarte:

En la actualidad, tener una página web es lo que hace que un negocio sobreviva y tenga éxito o no. Estar presente en la red nos da credibilidad, hace que podamos llegar a un público más amplio, y le pone cara a nuestra empresa. Y, aunque siempre ha sido importante estar online, con la situación de cuarentena por el coronavirus, que tu negocio pueda continuar con sus servicios a distancia, es vital.

Para que veas que no exageramos, según la revista Entrepreneur:

Tener presencia en Internet es una gran oportunidad para las Pequeñas y Medianas Empresas. En México existen 4 millones 15 mil negocios, de los cuales 99.8% son PyMEs. Según la Secretaría de Economía, solamente el 30% de estas empresas utilizan alguna Tecnología de la Información y Comunicación como son una computadora e Internet. A pesar de esta cantidad, el comercio electrónico en México durante 2015 fue de $257.09 miles de millones de pesos, un 59% más que el año anterior y estamos seguros de que las cifras seguirán en aumento.

Como verás, el no tener presencia en Internet podría estar ocasionándote pérdidas económicas tangibles. Para explicarte mejor, algunos de los beneficios que podría traerte el entrarle al e-commerce y a las redes son:  

Así que, no importa si tu negocio es grande o pequeño. Estos beneficios aplican sin importar tu producto, y aún después de pasar la cuarentena. Aprovecha para conocer a tus clientes, darle una imagen fresca a tu empresa y a no perder ventas, ni aunque trabajes desde casa.

En Merakethink sabemos que no siempre es fácil hacer tú mismo una página para tu negocio, y es aún más difícil hacer contenido que vaya dirigido al público que te interesa. Pero para eso estamos nosotros. Así que recuerda escribirnos para cualquier cosa que necesites. Y por la distancia no te preocupes, ¡podemos hacer todo en línea!